Gestión de claves

Una solución segura para las claves criptográficas

Las claves criptográficas forman el núcleo de toda seguridad informática basada en el cifrado. Al igual que las llaves en el mundo real, no importa la fortaleza de su seguridad global si la clave cae en manos equivocadas.

A medida que aumentan los activos que se protegen mediante el cifrado, se incrementa también el número de claves a gestionar. Chiave es una familia de productos que no solo mejora y simplifica la seguridad asociada con la gestión de claves.

La forma tradicional de gestionar las claves de cifrado es un proceso manual que requiere de muchos recursos y donde participan diversas personas y funciones. Esto no solo es costoso y poco práctico, sino que implica un alto riesgo de errores por el factor humano.

Las claves criptográficas tienen un papel fundamental en la seguridad de los pagos y las transacciones en el comercio minorista, el comercio electrónico y la actividad bancaria por Internet. La transición a las tarjetas de crédito con chip EMV ha conllevado un aumento exponencial del número de claves de cifrado (tanto en las tarjetas como en las terminales de pago y en los cajeros automáticos). Puesto que las soluciones de pago basadas en teléfonos móviles son cada vez más comunes, también aumenta el número de claves que se deben gestionar en este entorno.

En el sector de la gestión de pagos, las deficiencias en la gestión de claves implican grandes riesgos económicos, pero existen otras áreas donde la protección de valiosos recursos también depende de las claves de cifrado: desde la encriptación de bases de datos y certificados SSL para servidores web hasta el cifrado VPN para el acceso remoto y toda la protección de datos basada en el cifrado de archivos.

Con Chiave, Chiave POS y Chiave RA se ofrecen soluciones automatizadas para una gestión de las claves de cifrado que ofrezca mayor seguridad, una administración simplificada e importantes ahorros en los costes.